Es difícil tomar decisiones en el rumbo de nuestros negocios, pero cuando hablamos de branding, no hay que pensar mucho para darnos cuenta de los beneficios que reporta. Creo que la mayoría de las personas saben que es muy importante hacer fuerte tu marca, pero no saben hasta qué punto lo es. En este artículo te mostramos las increíbles ventajas que puedes obtener con un buen branding.

1. Reconocimiento

Cuando fortalecemos una marca y la damos a conocer, obtenemos reconocimiento, algo esencial en el mundo de los negocios. Pasando por alto los términos como Top of Mind, que te reconozcan con facilidad es una ventaja de un valor incalculable, ya que tener un sitio en la mente de los consumidores es un privilegio.

Por otro lado, tener reconocimiento respecto a tus consumidores te proporcionará fortaleza y respeto, cuidado con esto porque es un arma de doble filo. A primera vista, parece que todo es positivo, pero cuando la competencia te respeta y te ve fuerte, contraataca. No queremos decir que no fortalezcas tu marca, sino que si haces un buen branding, te meterás en la jungla, y llegados a ese punto los rivales te lo pondrán difícil.

2. Lealtad y preferencia

Gracias a un buen branding, podemos fidelizar clientes y posicionarnos como su mayor preferencia de compra respecto a la competencia. La lealtad es muy importante en un negocio, por lo que ya sabes qué puedes ganar con un buen branding. Otra de las grandes ventajas es la preferencia o intención de compra que puede tener el consumidor a la hora de elegir tu marca y no otra.

A mayor preferencia, mayor posibilidad de progresar, mayor posibilidad de vender.

3. Declaración de intenciones

¿No te queda claro que sea una ventaja? Pues bien, es una ventaja porque, esa declaración de intenciones que comporta el branding, pone en conocimiento al consumidor de lo que esta marca es capaz de hacer. Recordad que la marca es la imagen de la empresa, es la que da la cara desde un principio, por lo que si tienes un branding fuerte, el consumidor te considerará una marca con carácter.

4. Ventas

Podría ser la primera ventaja notoria de un buen branding, pero hemos querido enseñaros que para llegar a las ventas no basta con un buen branding, sino es un conjunto de cosas. Depende de factores distintos de un negocio, así que sí, tener un buen branding ayuda a vender más porque el consumidor interpreta tu marca como fuerte y eso le otorga confianza.

¿Qué te oporta más confianza, una marca fuerte o una débil? Si la respuesta es una marca fuerte, es lógico, piensas como la mayoría de consumidores; por otro lado, si prefieres una débil te gusta el riesgo y cuando confías en una marca lo haces por pura aventura.

5. Ahorra dinero y tiempo

Cuando creamos una marca establecemos una serie de elementos que jugarán en equipo a partir de ese momento. Esto significa que si en el futuro quieres hacer una campaña publicitaria o de marketing, no tendrás que romperte la cabeza pensando en qué logo poner, qué color usar, etc. Creada la marca, creas un sistema automatizado en el que no tendrás que idear colores, logos o frases para convencer al público.

6. Credibilidad

Con un branding fortalecido, tu negocio dará aspecto de empresa seria, algo que se transforma en confianza y tranquilidad para el consumidor. Algo parecido hemos dicho arriba, pero no hemos nombrado la palabra credibilidad; importante en el mundo de los negocios. Con credibilidad, tus problemas desaparecerán.